Inicio
Empresa
Assist. Domicili
Teleassistència
Gent Gran
Tabaquismo
Institut Psicomèdic
Centre Formació
Serveis Públics
 
Servicios
Unidad Tabaquismo > Sabías que ...
Inicio  | Quiénes somos  | Qué ofrecemos  | Sabías que ...  | Diagnóstico fumador  |    
     
 

SABíAS QUE ...


La hoja del tabaco contiene nicotina

El tabaco es una planta solanácea, que recibe el nombre de NICOTIANA TABACUM.

Se la considera procedente de América, y se introdujo en Europa y España hace más de 500 años con la llegada de los primeros marineros que acompañaron a Cristóbal Colón en su viaje al Nuevo Mundo.


La nicotina es adictiva

La nicotina es una sustancia adictiva ya que cumple los mismos criterios que el resto de drogas, es decir, durante el consumo se crea una tolerancia a la sustancia, una dependencia física y psicológica, además de la aparición del síndrome de abstinencia a la pocas horas de retirar su ingestión.


Del consumo de un cigarrillo se desprenden más de 4000 sustancias, la mayoría tóxicas, que tienen consecuencias para el organismo humano


El hábito de fumar es el responsable del desarrollo de diversas enfermedades respiratorias y cardiovasculares, tanto en fumadores activos como pasivos, además de producir cáncer.

Concretamente, sabemos que el tabaco es causa directa de enfermedades como el cáncer de pulmón, de la cavidad oral, laringe, estómago, bufeta y cérvix uterino.

También puede provocar cardiopatías, enfermedades cerebrovasculares, asma bronquial y EPOC, entre otras.


El consumo de tabaco es la primera causa de muerte evitable a nivel mundial

El tabaco es el responsable de una parte importantísima de muertes cada año, pero, sobretodo, es el principal factor de riesgo de la pérdida de años de vida.

Así, una persona de 30 años que fume 20 cigarrillos diarios, reduce la vida entre 5,5 y 6 años; en el caso de fumadores de más de 2 paquetes diarios, los años de vida perdidos aumentan a 8 aproximadamente.


Al dejar de fumar contribuyes a mejorar tu salud y a aumentar tu calidad de vida

Dejar de fumar tiene muchos beneficios:
  • 20 minutos después del último cigarrillo se normaliza la tensión arterial y el pulso.
  • Pasadas 8 horas se normalizan los niveles de oxígeno y monóxido de carbono en sangre.
  • A las 48 horas, hay mejoras inmediatas del sentido del gusto y del olfato.
  • A las 3 semanas, mejora la circulación y el funcionamiento de los pulmones
  • A los 3 meses, los pulmones funcionan normalmente y se tiene mas energía y agilidad
  • Al cabo de un año, el riesgo de muerte por infarto se reduce a la mitad



Dejar de fumar puede resultar difícil pero no imposible

El consumo de tabaco comporta tres tipos de dependencias : social, física y psicológica.

Eso demuestra que dejar de fumar no es un hecho puntual sino un proceso en el que influyen diferentes factores, que aportarán dificultades a la hora de conseguir la abstinencia.

El grado de dependencia física varia en función del número de cigarrillos que se fumen diariamente y de los años que lleve como fumador

Esta dependencia no es fácil de superar y, por lo tanto, puede contar con la ayuda profesional que le ofrecemos para combatir el síndrome de abstinencia y las dificultades añadidas.

Una vez superada esta fase, es preciso abordar de forma mas intensiva la dependencia psicológica, que será la causante de las recaídas a largo plazo.

Dada esta explicación, podemos afirmar que el dejar de fumar no es solo un tema de fuerza de voluntad, ya que las dependencias que se generan alrededor del tabaco condicionan la evolución del proceso de deshabituación tabáquica.
Por otro lado, estas dificultades no suponen que sea imposible conseguirlo; nosotros le ayudaremos. Dejar de fumar, SIEMPRE VALE LA PENA!


Hay buenas razones para dejar de fumar

Buenas razones para dejar de fumar son :
  • Mejora el aspecto de la piel, de los dientes y el mal aliento desaparece.
  • Consigues mayor independencia y autonomía personal.
  • Aumentas la calidad y la esperanza de vida
  • Mejora tu autoestima y ganas seguridad
  • Sufres menos resfriados y el cuello se suaviza
  • Reduces la probabilidad de sufrir accidentes de fumador.
  • Se ahorra dinero.
  • Podrás ir a cualquier sitio con la tranquilidad de no recibir la presión de las prohibiciones.
  • No sometes a las personas de tu entorno al aire contaminado por el humo del tabaco.



 
INPROSS : Avda. Torre Blanca, 2-8, 3A, dtx.11 - 08190 Sant Cugat del Vallès BCN - Tel. 93 589 39 67   inpross@inpross.com